viernes, 16 de enero de 2015

Los hermanos Wright

Los hermanos Wright, Willbur y Orville, fueron desde jóvenes unos humildes constructores de bicicletas, nacidos  en los estados de Indiana y Ohio, respectivamente en los años 1867 y 1871, a pesar de su dedicación a las bicicletas su mayor ambición y a su vez su mayor logro fue la creación de un pequeño aeroplano de un peso muy ligero, el “Flyer”,  y capacitarlo para el vuelo con la ayuda de una catapulta externa, su primer pero corto trayecto se dio en el 17 de diciembre de 1903.



Su gran aporte al vuelo fue el control de viraje mediante el alabeo. Hasta entonces los diseños de aviones existentes eran difíciles de controlar por no haberse considerado la necesidad de inclinar las alas para cambiar de dirección. Lo metódico y minucioso del trabajo de los Wright estableció las bases para el vuelo de los aparatos tan ligeros de aquella época.

Los hermanos Wright construyeron un túnel aerodinámico, para así, poder estudiar las resistencias mostradas al viento por sus distintos modelos de aviones y de los distintos ángulos de ataque.

Hicieron volar controladamente un aeroplano de 35 kg, construido con los pesados materiales de la época, con un motor de sólo 19 caballos de potencia. Se considera que los hermanos Wright tuvieron que aprender a pilotar y hacerlo muy bien, porque las actuales reproducciones del Flyer I son muy difíciles de volar, incluso en manos de pilotos expertos, ya que necesitan un impulso externo, como por ejemplo en la idea original de los hermanos, una catapulta.

Tras una larga odisea de pruebas, mediciones e intentos fallidos, el día 22 de mayo de 1908 los Hermanos Wright patentan su invento: el aeroplano, en la oficina de patentes estadounidenses.

A pesar de que el proyecto del “Flyer” se terminara en 1905, los Wright no lo patentaron debido a sus intentos de venta de la idea a países como, Francia, Inglaterra e incluso Estados Unidos que se mostraban interesados.

El proyecto no fue vendido a ninguno de dichos países porque una de las condiciones de los creadores del aeroplano era que el avión no se mostraría hasta que se firmara un contrato con compromiso de compra. Debido al temor a una posible farsa ninguno de los países compró la idea, así que se vieron obligados a patentar por su propia cuenta la idea.

El avión que finalmente crearon los hermanos Wright era un biplano al que denominaron “Flyer”. El piloto permanecía echado sobre el ala inferior del avión, mientras que el motor se situaba a la derecha de este, y hacía girar dos hélices localizadas entre las alas. La técnica del alabeo consistía en cuerdas atadas a las puntas de las alas, de las que el piloto podía tirar o soltar, permitiendo al avión girar, lo que permitía que el piloto tuviera el control del avión. El Flyer fue el primer avión registrado en la historia de la aviación, dotado de maniobrabilidad longitudinal y vertical, excluyendo a los planeadores de Lilienthal, donde el control era realizado a través de la fuerza del propio tripulante.


Este hito convirtió a los hermanos Wright en los primeros y unos de los mayores diseñadores profesionales de la aviación.

A.B.G

2 comentarios:

Publicar un comentario